Migrañas.

Lo primero de todo decir que existen distintos tipos de dolores de cabeza entre los que se encuentran las migrañas, es decir ni todos los dolores de cabeza son migrañas ni todas las migrañas cursan dolores de cabeza.

¿Qué es la migraña?

Una migraña o jaqueca es un desorden neurológico que se manifiesta en un dolor de cabeza intenso o grave; también podemos decir que es un dolor recidivante, púlsatil e intenso, que se puede manifestar en un lado de la cabeza o en ambos, lo que si podemos confirmar es que en la mayoría de los casos incapacita a las personas que lo sufren.

Para saber que estamos sufriendo una migraña podemos conocer algunos de sus síntomas como son:

  • Un dolor agudo y profundo como si nos estuvieran dando golpecitos en la cabeza.
  • Suele afectar a la mitad de la cabeza.
  • Suele darse en la parte frontal o en la zona craneal.
  • Es un dolor gradual, es decir, se presenta de forma leve y según van avanzando las horas se va intensificando.
  • A las personas que sufren migrañas suele molestarles mucho la luz, el ruido y los movimientos, cualquiera de estos elementos empeora su dolor.
  • Y suele ser un dolor que pueden acompañarles durante varias días.

La edad de aparición suele ser entre los 10 y 30 años, suele desaparecer en ocasiones a partir de los 50 años y suele darse más en mujeres que hombres. La migraña suele ser un dolor más grave que el producido por las cefaleas tensionales. Y podemos decir que en un % elevado tiene un componente genético, pues quien sufren migrañas tienen familiares que también las sufren o las han sufrido.

Además de los componentes genéticos, también existen otros factores como son:

  • Psicológicos; estrés, ansiedad o depresión.
  • Dormir mucho o poco, los extremos no son buenos para las migrañas en en ésto de los hábitos a la hora de dormir.
  • Hormonales: la menstruación u ovulación
  • Hhidratación: es muy importante no deshidratarse, ya que la falta de agua puede desencadenar la aparición de la migraña.
  • Cambios bruscos de la actividad física que desarrollemos.
  • Cambios en la dieta: tanto algunos malos hábitos como la cafeína y el alcohol , así como saltarse algunas comidas que pueden provocar bajadas de azúcar o generar mucha hambre, también pueden actuar como elementos desencadenantes.
  • Ruidos fuertes y olores fuertes.

También existen algunas causas que pueden ayudar a que nuestra migraña se vuelva crónica como son la obesidad o el sobrepeso, la automedicación, el consumo excesivo de analgésicos o la falta de diagnóstico y tratamiento entre otros.

La Migraña suele presentarse de una forma repentina y suele ir acompañado de problemas visuales, problemas gastrointestinales o neurológicos.
Se presentan en ataques o crisis que pueden ser:
-Episódicas frecuentes o poco frecuentes si se dan 9 días al mes o entre 10 y 14 días al mes.
-Crónicas son aquellas migrañas que se producen durante más de 15 días al mes.

Las migrañas pasan por diferentes ETAPAS que podemos clasificar en:

  • Síntomas premonitorios. Suelen aparecer horas o días antes de que se produzca la migraña y se caracteriza por falta de concentración, cansancio, falta de apetito, bostezos y retención de líquidos. Estos síntomas se manifiestan pero no en el total de pacientes que sufren migrañas.
  • Aura. Son síntomas neurológicos transitorios que aparece de forma progresiva y que provocan alteraciones en la visión y en algunos casos aunque en los menos, alteraciones del lenguaje y de la sensibilidad. Suelen durar entre 10 y 30 minutos. Decir que no todas las migrañas vienen acompañadas del aura.
    • Existen diversos tipos:
      • Aura visual. Son aparición de destellos de luz en la mitad del campo de visión; suelen ser las que aparecen en la mayoría de las migrañas con aura.
      • Aura sensitiva. Es la aparición de hormigueo en las manos que en ocasiones se extiende hacia los hombros, la lengua y la boca.
      • Aura del lenguaje. Las personas que lo sufren suelen presentar problemas en el lenguaje aunque suele ser poco frecuente.
      • Aura retiniana. Los síntomas son los mismos que los del aura visual pero en este caso solo afectan a un ojo.
      • Aura del troncoencéfalo. Sus síntomas aparecen en el encéfalo.
      • Aura motora. Que produce la parálisis temporal de una parte o la totalidad del cuerpo, aunque en este caso no suele durar más de un día.
  • Fase del dolor. Cómo ya hemos indicado suele aparecer de forma moderada y según avanzan las horas se va intensificando el dolor llegando a superar las 48 horas.
  • Fase de “resaca” o fase de resolución. Una vez que ha pasado la migraña, el dolor va desapareciendo, aunque en la mayoría de los casos los afectados por las migrañas afirma encontrarse mal días después de haberla sufrido.